Bonn – La Ciudad

 

barra de navegación

Aquí accede directamente a las siguientes categorías de contenidos:
Idioma y Servicio | Área de contenidos | Menú de navegación principal | Ayuda | Búsqueda | Imprimir página, Recomendar esta página | funciones de página especiales

Ayuda


Con las siguientes combinaciónes de botones accede a las categorías principales:

A través de esta combinación de teclas usted obtendrá un servicio adicional:

Fecha de hoy

22 de octubre de 2018



Menú de navegación principal



Área de contenidos

 

Cassius y Florentius, los testigos de sangre


 

Una tumba con urnas funerarias del primer siglo d. de J. C. señala que ya en aquel entonces se encontraba un enterramiento en el lugar de la actual catedral. Alrededor de 300 d. de J. C. se crea una "cella memoriae", un lugar dentro de la necrópolis, en cuyo banco de piedra en U la gente se reúne para celebrar las comidas funerarias. Aquí, se supone, los primeros cristianos recordaron más tarde a los legionarios romanos Cassius y Florentius que se habían negado a venerar a los dioses paganos, por lo que fueron ejecutados. La leyenda cuenta que los dos mártires pertenecían a una "legión tebana" reclutada en Egipto, cuyos 6.000 soldados murieron en su totalidad por su confesión cristiana. "Tales castigos colectivos excesivamente severos", nos cuenta Stefan Bodemann en su guía "Das Bonner Münster" (La Catedral de Bonn), "dejaron de ser impuestos a finales del tercer siglo". Cassius y Florentius son nombrados más tarde (1643) patronos de la ciudad de Bonn. La tumba debajo de la cripta de la catedral con los restos mortales (según dice la leyenda) de los mártires es abierta cada año durante una semana con motivo de la fiesta de los patronos de la ciudad (10 de octubre). Hoy, unos bustos reliquia barrocos de los dos santos se encuentran en el coro alto de la catedral.

La patrona de la ciudad Adelheid de Vilich

La abadesa Adelheid de Vilich (alrededor de 960 a 1015) es una destacada personalidad femenina de la historia medieval cristiana y eclesiástica de Bonn, cuya memoria se conserva en un culto practicado desde hace más de mil años. En 1966 fue canonizada por el papa Pablo VI. En 2008, el Vaticano consintió que fuera declarada patrona de la ciudad de Bonn.

Con sus destacadas dotes intelectuales y espirituales, ya como monja joven se interesó por la filosofía, la aritmética, la geometría, la astronomía y la música, más tarde también por la teología. Como abadesa de dos monasterios benedictinos en Vilich y Colonia, demostró sus habilidades de organización, creativas y directivas, adquiriendo gran renombre como bienhechora de pobres y necesitados en Renania.

La leyenda dice que en una época de espantosa sequía visitó el pueblo de Vilich y distribuyó comida entre los habitantes hambrientos. Cuando la gente le imploró que la liberase de su miseria, rezó a Dios y plantó su báculo en la tierra, de la cual comenzó a brotar agua en abundancia. El lugar donde se produjo este milagro se conoce hoy como "fuente de Adelheid", en Pützchen. Hasta el día de hoy, los creyentes están convencidos de que las aguas de ese manantial tienen un efecto curativo.

No se sabe nada acerca de dónde se hallan el esqueleto y las reliquias. Alrededor de 1640, el historiador Johannes Bollandos fue informado de que el esqueleto enterrado originalmente en Vilich había sido llevado hace algunos cientos de años a Galia. Cuando se abrió más tarde el sarcófago efectivamente estaba vacío.

En el calendario litúrgico, el 5 de febrero se encuentra inscrito como el día festivo de la santa Adelheid. Según una vieja tradición, ese día el primer alcalde de la ciudad de Bonn enciende en la iglesia del convento de Vilich una iglesia en honor de la patrona de la ciudad de Bonn.


Última actualización: 7 de octubre de 2014




 


 

© 2003 - 2018 Stadt Bonn  Responsables

Imprimir página, Recomendar esta página



volver a la barra de navegación